Blogia
reflexionestodoa100

Dilemas

Dilemas

Toda una semana entre el anterior post y el que ahora escribo. Entre medias, Goear.com se ha caído y aún no lo han levantado, por lo que notaréis que el audio del blog no furula, un segundo debate entre los dos tíos más pesados a día de hoy del panorama nacional (menos mal que me quedé frito en el sofá), mucha mierda acumulada en el trabajo, con la mesa que no se sabe de qué color es la madera, llena de papeles, y el grado de quemazón in crescendo, para rematar, hoy, los descerebrados de siempre, han querido demostrarnos a todos cuál es su forma de pensar matando a un concejal en Euskadi, de la manera más vil y mezquina.

Habrá algún zumbado por ahí que todavía se le ocurra hacer similitudes entre las anteriores elecciones y estas. Tan tonto como el borracho al que casi atropello llegando a casa, que, además de inconsciente, no conocía palabras más allá de hijo de puta o maricón. Y lo peor es que me rebajo a su altura (cachis!) para insultarle también. Qué poco listo soy, madre mía! Menos mal que, en la pareja, mi mitad suple bastante mis carencias.

En fin, que a veces uno tiene la sensación de vivir en el Día de la Marmota, como en la peli de Atrapado en el Tiempo , y que nada cambia, que cada día es una repetición exacta del anterior, y no digo en forma, sino en fondo. Y eso cansa, pero es a lo que estamos avocados en esta sociedad. A vivir con la inquietante sensación de un cambio en nuestra vida, algo que nos lleve algo más lejos del paisaje habitual que vemos a menudo.

Y entre tanto dilema existencial, aparece otro no menos profundo: ¿moralidad o pragmatismo ? ¿Hacer lo que nuestros ideales nos dicen o lo que mayor beneficio nos reporte? Me surge esta disyuntiva por un caso que, como ejemplo, no está mal, aunque, de cotidiano que es, pueda parecer absurdo: ¿exijo que no me cobren un recibo que considero injusto (los hechos acaecidos son lejanos y extensos, por lo que no vienen al caso) por parte de una operadora de ADSL, o les pago y evito que me metan en una lista de morosos con los posibles futuros problemas que eso me reporte? ¿Dejo que se salgan con la suya y se enriquezcan a mi costa a pesar de lo injusto del trato o me evito problemas, pago (una cantidad ridícula, por cierto) y olvido mis convicciones morales?

Y tú, ¿por cuál te decantas?

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres